El hombre que yo amo

es un cocodrilo.

Entre sus dientes
vive
lo oscuro del pantano
el dolor del pez
la amargura de la garza
la maldad de las palabras
y un cachito de mí.

Comentarios

  1. Hagamos una serie de poemas sobre cocodrilos y caimanes. Está muy bello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ea sí que lindo! Reptilandia ronda nuestras cabezas constantemente :) Mañana escribiré sobre caimanes o serpientes, a ver qué sale, el domingo se siente con escamas.
      ;) Besos bella maestra
      M*

      Eliminar

Publicar un comentario