Inicio del viaje/búsqueda y encuentro de fantasmas/guías


Niña perdida se sacó los ojos con los muñones del hombre que destrozó todas las casas todas las espaldas y todos los animales. Lo hizo para poder ir al Reino burgués y encontrar a Voluntad perdida. Ella monta a Caballo carbono 14, es un recuerdo de Pradera incendiaria a través de los templos blancos sin luz.

Mármol prehispánico.

Camino al Reino burgués, Niña lloraba por el Grillocadáver. Su canción la arrullaba todas las noches, ahora el canto yace ahogado.
En la última lágrima aparecieron cuatro fantasmas para guiarla por los templos y el mármol. Cada uno tenía fragmentos del mapa que no debería ser abandonado.

Primer fragmento del mapa:
El exilio de Voluntad y de las ganas de rascarnos las espaldas hizo que el agua del riachuelo se evaporara para cubrir las plumas de Aveuniverso. Para encontrarla y convencerla del retorno a Casa, Aveuniverso debe volar sobre nuestras cabezas forradas de cuero.
Aveuniverso vive en un nido de ideas suicidas de una ancianacentinela.
Para llegar a ella hay que negarse cien veces y devenir animal.
Ese es el camino a la vieja guardiana que habla el lenguaje de los animales.

Segundo fragmento del mapa:
Estar frente a Aveuniverso requiere de un cuerpo mutilado por los años de espera, heredados por los tíos y los hermanos de la familia. Sólo un cuerpo lastimado por los hombres con nuestra sangre puede devenir animal.


Tercer fragmento:
Grillocadáver debe regresar. No ha muerto. Es un espejismo que va y viene en los sueños de fiebre, alucinaciones de un recién nacido cuya madre no se alimentó de la placenta sino del hospital comunitario.
El dolor del parto crea al Grillo, el llanto del niño le da voz y la muerte de la madre da vida al espejismo que se convierte en un  grillo zombie.

Último fragmento:
Caballo carbono 14 debe dejar el recorrido. Niña mutilada baja de él. Surge un nuevo abandono con ramitas escarchas, la nostalgia semillas y un árbol esperanza que monta sobre el equino. Caballo carbono 14 retorna a Casa a cuidar del juego de pelota. Sabe que Niña regresará, el árbol esperanza se lo ha dicho, y no se puede dudar de algo tan bello.





Ahora que las indicaciones fueron dadas, los fantasmas/guías comienzan a solidificarse. Rostros, piernas y brazos se plastifican para convertirse en maniquíes desnudos. Esperan a que otro ser venga a recoger las miserias abandonadas que se forjan en cada una de sus partes de falsos cuerpos.

Comentarios