Vivir en las montañas


Nuestra línea del tiempo

fue dibujada sobre papel arroz.

La fragilidad de la tinta se aferra

a la antigüedad del papiro.

Los muros eternos

envidian

la resistencia

de este amor

dibujado por Fu Baoshi 

en los tiempos de las cascadas albinas

cuando la paz no era un concepto

sino una imagen diaria

en la mente de un poeta

cuyos textos fueron robados

por la voracidad del bosque

el hambre de los animales salvajes

y la maleza de la fauna silvestre. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

me gusta mi cuerpo cuando está con el tuyo