“Escribir estaba reservado a los elegidos y la escritura hablaba a sus profetas desde una zarza ardiente. Pero se había tenido que decidir que las zarzas no dialogarían con las mujeres”

Hélène Cixous

Comentarios

Entradas populares de este blog

me gusta mi cuerpo cuando está con el tuyo